¡Qué vida, Señor!

Se cayó a la piscina...

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fauna y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 Responses to ¡Qué vida, Señor!

  1. ¡pobre cocodrilo!

    • Si; fue mala suerte para el pobre cocodrilo caerse al agua sin saber nadar. Por otra parte, la voracidad de las hormigas es alucinante. En fin; que así es la Naturaleza…

  2. larri1276 dice:

    ya pero si se salva , el que se zampa todo es el !!!

  3. ¡qué difícil tener sentimientos!
    Pero la Naturaleza no los tiene ¿no?
    Si no fuera por esa comida, ¿deberían darnos pena las hormigas?
    ¡Qué complejidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s