Nascencia

El germen de la vida nos acecha en cualquier remoto lugar, escondido, frágil, temeroso. Sólo los ojos más avezados consiguen vislumbrar su creación.

A veces estamos tan absortos en el fluir del tiempo, que dejamos pasar ante nosotros los más tenues detalles del esfuerzo que supone el salir adelante.

Quién lo iba a decir, que el limón para aderezar albergaría tanta vida. ¿Y qué será de ella? ¿Acabará por germinar en algún basurero ajeno, o las semillas escogidas lograrán sobrevivir en las macetas de la terraza?

La vida siempre continúa, estemos nosotros o no para observarla. Esquiva todas las vicisitudes que le imponemos en busca de su finalidad. Vivir… Algo que parece tan fácil, y que osamos tornar en dificultad.

Anuncios

About bdellovibrium

http://about.me/bdellovibrium
Esta entrada fue publicada en botánica, Naturaleza, Reflexión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Responses to Nascencia

  1. Maite dice:

    Precioso y cierto.
    Gracias otra vez guapetona

  2. Goyo del Sol dice:

    Senescencia y nascencia, en un eterno y grácil bucle… 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s